Piazza y Teatro alla Scala

Otro lugar muy frecuentado por los turistas en su viaje a Milán es la Piazza alla Scala. Se accede a ella desde la plaza del Duomo a través de la Galería Vittorio Emanuele. Desde cualquier punto de la ciudad conviene, para llegar a ella, tomar la línea M3 (amarilla) del metro y parar en el Duomo.

La Plaza de la Scala esta dominada por el Teatro alla Scala y por el Palacio Marino, actualmente sede del Ayuntamiento de Milan.

El Palacio Marino es una obra maestra arquitectónica, en estilo dórico e iónico del siglo XVI, y es considerado el palacio privado más bello de la ciudad.

La Scala Milán

Teatro alla Scala

El Teatro alla Scala es uno de los teatros más famosos del mundo. Fue el primer monumento reconstruido tras los bombardeos de 1943 y cuenta con el privilegio de haber sido sede del estreno de muchas óperas famosas y de haber mantenido una relación muy especial con el compositor Giuseppe Verdi.
La temporada de Teatro suele iniciarse el 7 de diciembre, coincidiendo con el patrón de Milan, San Ambrosio. Curiosamente, todas las funciones deben terminar antes de la medianoche.

Si no se puede disfrutar de la programación es muy recomendable admirar el auditorio y el vestíbulo y visitar el museo. En el Museo del Teatro de la Scala se pueden divisar auténticas joyas como una mano en escayola de Chopin, la espineta donde aprendió a tocar Verdi, batutas de Toscanini, la máscara mortuoria de Puccini o un relicario con un mechón de pelo de Mozart.
El horario del museo del Teatro alla Scala es de 9 a 12 y de 14 a 17h. durante todos los días del año, a excepción de los domingos comprendidos entre el 1 de noviembre y el 30 de abril. Puedes reservar online una visita al teatro y al museo, con guía por 30 €.